14/09/2020

Siguiendo la ruta del dinero #COVID19GT

Escrito por: María del Carmen Aceña

Guatemala, 14 de septiembre del 2019

La pandemia COVID-19 debe verse como una oportunidad para mejorar la gestión pública y los servicios a los ciudadanos. Aparentemente ya pasamos el pico de la enfermedad, se está activando la economía e inician algunos servicios, sin embargo, se percibe poca ejecución de los programas aprobados por el Congreso de la República y no se conocen propuestas innovadoras para la transformación del país.
El CIEN con el apoyo del Centro para la Empresa Privada Internacional -CIPE- realizó tres estudios de abril a julio, con el fin de comprender mejor el fenómeno de la pandemia, entender la situación y proponer lo más adecuado para Guatemala. Inicialmente se estudió la respuesta de otros países, luego se profundizó en la situación local y por último se propusieron medidas concretas de corto, mediano y largo plazo para hacer frente a la pandemia y desarrollar al país.
Para los próximos meses el CIEN trabajará el proyecto “Observatorio #COVID19GT” con el fin de explicar a la población de forma periódica cuánto se ha ejecutado con relación a los programas creados para afrontar la pandemia. También se estudiará el programa “Bono Familia” del Ministerio de Desarrollo Social -MIDES- con el objeto de conocer su diseño, identificar los cuellos de botella y formular mejoras a futuro. Además, se apoyará a la Comisión Presidencial de Gobierno Abierto y Electrónico -GAE- para avanzar en una hoja de ruta para lograr un gobierno digital para Guatemala que permita más transparencia, eficiencia y efectividad.
En el primer estudio del Observatorio publicado recientemente, se explica que existe una cierta confusión sobre el monto y los programas correspondientes al COVID-19 en Guatemala. Algunos de los programas anunciados por el Organismo Ejecutivo no aparecen en el tablero habilitado por el Ministerio de Finanzas Pública. Estos son: a) Caja Saldremos Adelante, b) Apoyo al Comercio Popular, c) Alimentación Escolar, y d) Bono de Riesgo para el Personal de Salud. Estos programas fueron financiados por donaciones y el gobierno destinará Q703.9 millones adicionales.
Por otro lado, están los programas y recursos aprobados por los tres decretos en el Congreso de la República (12-2020, 13-2020 y 20-2020). El monto total de los tres decretos fue de Q19,706.4 millones, sin embargo Q.1,417.5 millones se utilizaron para ampliación de salarios (recursos destinados a pactos colectivos) y Q.3,778.9 para otras prioridades. Por lo tanto, solo Q14,610 millones son para programas COVID-19.
En conclusión, los recursos destinados a dar respuesta al nuevo coronavirus son Q15,313.9 y los aprobados en los decretos representan el 95.4%, razón por la cual el CIEN dará seguimiento solo a estos programas.
El tablero habilitado por el Ministerio de Finanzas Públicas presenta la ejecución los programas COVID19 de los tres decretos. Con el análisis se encontró que es factible encontrar la ejecución presupuestaria del Gobierno Central a través del Sistema Integrado de Administración Financiera. Sin embargo, en algunos programas se hicieron transferencias a otras entidades y son éstas las que ejecuten, por lo que en estos casos no podrá especificarse el nivel de ejecución sino únicamente el monto transferido. Por ejemplo, al Crédito Hipotecario Nacional -CHN- se le trasladaron Q250 millones para Fondos de Proyección de Capitales y a la Empresa Eléctrica Q270 millones para subsidio.
Para mayor entendimiento, el Observatorio agrupó los programas en cuatro categorías: 1) apoyo a personas, 2) apoyo a empresas, 3) servicios de salud e 4) infraestructura.
El CIEN señala que al 31 de agosto no todos los programas se han implementado con la misma velocidad, pues cada uno afronta distintos desafíos. Las categorías con mayor ejecución de recursos son apoyo a personas (52.6% de Q7,430 millones) y apoyo a empresas (51.1% de Q5,380 millones). La ejecución en servicios de salud es baja (25.1% de Q370 millones) al igual que en infraestructura (20.3% de Q1,430 millones).
El Observatorio generará informes periódicos en un formato sencillo para dar a conocer a distintas audiencias cómo evoluciona la ejecución presupuestaria de los programas del Gobierno creados para dar respuesta al COVID-19 y que la población conozca dónde está el dinero.
Se ve en esta crisis una gran oportunidad para innovar y transformar el gobierno. Es de recordar que los programas COVID-19 son transitorios y no cambiarán el desarrollo del país. Para ello debemos reformar la gestión pública, invertir en las personas y fortalecer la economía para que los guatemaltecos tengan acceso a más y mejores servicios públicos. ¿Se ha favorecido de algún programa social? ¿Qué opina de la reapertura económica? ¿Cómo logramos que el gobierno mejore su desempeño?

Artículos, Expertos ,
About María del Carmen Aceña