09/12/2015

Salud: necesaria mejora en la gestión

La crisis en el sistema hospitalario ya se ha vuelto crónica, casi como la desnutrición. Por temporadas se convierte en aguda, cuando las unidades de servicios médicos entran en algún tipo de paro y dejan de brindar servicios a la población. Recientemente, incluso los hospitales nacionales principales, están a punto del colapso debido, en parte, a la falta de provisión de insumos médicos y medicamentos, aun y cuando se han hecho esfuerzos por proveerles de lo mínimo.

Recientes marchas de los trabajadores de salud en demanda del cumplimiento del pacto colectivo, pago de salarios atrasados, disponibilidad de medicamentos e insumos y, además, solicitan la renuncia del ministro de Salud. Como si el país no estuviese ya en situación complicada, esta situación dificulta aún más la coyuntura, y preocupan al presidente Maldonado, cuando el origen de la crisis se remonta a varios años de una gestión deficiente. El ministro Rayo está intentando suplir los hospitales y cumplir con obligaciones que dejaron los anteriores ministros.

¿Cuál es entonces el verdadero problema en el sistema de salud? Se puede señalar como el principal problema la carencia de una gestión efectiva. Los 44 hospitales de la red hospitalaria denotan serios problemas de gestión. Aún y cuando hace ya varios años se había iniciado un proyecto de gestión por resultados, esta no se generalizó y los avances realizados en algunos de esos hospitales, hoy se perciben como retrocesos. De allí deriva una buena parte de nuestros problemas, ya que se carece de sistemas administrativos que deriven en la eficiencia requerida para tener servicios de calidad. Además, el abuso de los pactos colectivos ha conllevado una succión de los recursos adicionales que se asignan a salud.

La Procuraduría de los Derechos Humanos ha señalado problemas en las compras que realiza el Ministerio de Salud. Ha recomendado buscar una mayor efectividad y transparencia en la compra de los insumos y medicamentos. El ministro está considerando la compra a través de instancias internacionales que podrían reducir los precios.

Otro problema serio es referente a la deuda a proveedores que se tiene a la fecha; se ha indicado que supera los 500 millones de quetzales, aunque estarán depurándola. Lo que no se logre pagar este año, queda como arrastre para ser asumida el próximo año. Las noticias han indicado que tres hospitales han suspendido servicios por falta de pago a sus trabajadores. Es importante cumplir con obligaciones adquiridas, pero también depurar las nóminas de tal forma que solamente quede el personal necesario.

El problema de salud no se resuelve solamente con más dinero; no es cuestión de asignar más recursos al Ministerio de Salud, ya que sería como un barril sin fondo. Lo más importante sería priorizar en el primer nivel de atención, focalizando en la atención preventiva antes que en los servicios curativos, reactivar los programas de atención a nivel comunitario especialmente la Ventana de los Mil días y trabajar con base en una gestión por resultados y buscar soluciones innovadoras que permitan alcanzar el objetivo de contar con una población sana y fortalecida.

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines , ,
About Verónica Spross de Rivera