Salario mínimo: Decisión riesgosa – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
08/12/2015

Salario mínimo: Decisión riesgosa

El ahorro en la factura petrolera del país puede llegar a totalizar cerca de US$1 millardo en 2015. Derivado de esto, también se está experimentado una importante rebaja en el precio de la electricidad que beneficia grandemente a la economía familiar. Adicionalmente, con una cifra récord de remesas familiares, que roza los US$6.5 millardos, existen hoy en el país cerca de US$1 millardo más en el sistema económico respecto del año 2014. En total, entre el ahorro directo en la compra de combustibles y sus derivados y energía eléctrica y la mayor disponibilidad de remesas, existe hoy en los bolsillos de los guatemaltecos un “ahorro” de US$2 millardos respecto del año pasado. Estos recursos adicionales han dado un importante impulso al consumo de las familias guatemaltecas, componente del PIB que está creciendo a tasas superiores al crecimiento general de la economía.

Como queda demostrado en el párrafo anterior, esta expansión en el consumo se origina en factores externos, fuera del control de los guatemaltecos y de la política pública. En cierto sentido son ganancias caídas del cielo, recursos disponibles gracias a condiciones favorables para Guatemala en el resto del mundo: reducción en el precio del petróleo y recuperación económica en EE. UU. Si bien el país está siendo beneficiado por estos factores externos, al mismo tiempo también es duramente golpeado por la débil demanda mundial por los principales productos de exportación del país, que se traducen en bajos precios a nivel internacional para dichos productos. Una situación que afecta negativamente la capacidad de sectores estratégicos de la economía nacional para mantener los niveles de empleo e inversión durante los próximos años. A esto hay que sumar los efectos negativos que podría sufrir la industria textil y de confección de vestuario, debido a la falta de voluntad política para adoptar un marco regulatorio consistente con los compromisos de la OMC.

De esa cuenta, aunque se vean abarrotados los centros comerciales y almacenes en los centros urbanos, aunque siga aumentando el parque vehicular y siga creciendo el consumo privado, es importante tener claro que esta bonanza no se origina en ganancias de productividad, mayor eficiencia o mayores niveles de inversión productiva. Si bien la bonanza en el consumo podría hacer pensar a cualquiera que el país está creciendo de manera sostenible sobre bases reales, la realidad es todo lo contrario. Razones por las cuales es sumamente importante que el gobierno de turno sea cuidadoso al momento de tomar la decisión final respecto del salario mínimo. En las condiciones productivas actuales cualquier aumento al salario mínimo puede resultar desastroso. Sobre todo si no se toma en cuenta las bajas tasas de inflación observadas en 2015 y pronosticada para 2016 y el escaso crecimiento en la productividad laboral en el mediano plazo. En estas condiciones, mantener el salario actual sería lo más aconsejable.

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines , ,
About Hugo Maul