26/08/2019

Los retos del próximo gobierno

Escrito por: María del Carmen Aceña

Guatemala, 26 de agosto del 2019

La semana pasada el Tribunal Supremo Electoral hizo oficial que el doctor Alejandro Giammattei Falla y el licenciado Guillermo Castillo Reyes del partido “Vamos por una Guatemala diferente -VAMOS- serán los próximos presidente y vicepresidente para el período 2020-2024.

Para muchos fue una gran sorpresa los resultados de la segunda vuelta de las elecciones. Es de recordar que en la primera vuelta Sandra Torres, con el partido de la “Unión Nacional de la Esperanza” -UNE- obtuvo el primer lugar con 1,112,939 votos (26%), mientras que Alejandro Giammattei logró 608,083 votos (14%), prácticamente ella le duplicaba el número de votos. Sin embargo, en la segunda vuelta la mayoría optó por el partido VAMOS el cuál obtuvo más del triple de votos (1,907,767), mientras que la UNE apenas logró solo un incremento del 21% (1,384,044).

Será difícil manejar una transición tan larga, sin embargo, el presidente electo ha venido informando que cuentan con un proceso. El partido desde hace varios meses conformó mesas técnicas de distintos temas para analizar la situación y hacer propuestas. Adicionalmente el doctor Giammattei reveló los nombres de varios de los ministros que lo acompañarán, quienes desde ya están trabajando para asumir el 14 a las 14 los desafíos que se presentan.

El tema posiblemente más desafiante es que el partido VAMOS contará con una bancada muy pequeña en el Congreso (17 de 160 diputados). Aunque el presidente de la República representa la unidad nacional, el Organismo Legislativo le disputa mucho poder. Será complejo negociar con 19 bancadas. Del partido UNE con 52 diputados, se esperaría una oposición constructiva.

Para este año el Congreso tiene tres retos inmediatos: 1) designar al director del Instituto de la Defensoría Público Penal, 2) elegir miembros de la Corte Suprema de Justicia y Salas de Apelaciones y 3) aprobar el presupuesto para el próximo año. El plan de gobierno del partido VAMOS involucra muchas acciones en innumerables campos, pero ahora les toca priorizar y presentar los cambios que desean realizar en el primer año, elaborar un detallado y preciso plan estratégico para consensuarlo con los diputados actuales y que sea reflejado en el presupuesto 2020. Debe tomarse en cuenta planes para los migrantes y los acuerdos firmados con Estados Unidos, entre otros. Es de señalar que hay poca flexibilidad en el presupuesto (14%). Adicionalmente hay pactos colectivos que consumirán muchos recursos y la carga tributaria es menor al 10% de la producción nacional.

Será fundamental contar con el resultado del XII Censo Nacional de Población y VII de Vivienda que según el ministro de Finanzas se presentará el 19 de septiembre. Los datos e información que arroje este estudio servirán como línea base para el próximo gobierno. También sería oportuno presentar los resultados del Censo de Empleados Públicos y la Encuesta de Victimización.

Ante este panorama político, se ve la necesidad de hacer un acuerdo que aspire a los principios de una buena y nueva política, se concreten prioridades y se les de seguimiento. Habrá que cambiar los sistemas de la administración pública como el de compras y el de contraloría. También debe haber un compromiso para fortalecer el Servicio Civil y que su contratación sea por mérito y no por amiguismo o relacionado con favores políticos.

Es urgente se invierta en los guatemaltecos, iniciando por los infantes con un programa agresivo e innovador para combatir la desnutrición crónica. Por ejemplo, se podría diseñar una metodología basada en “La Ventana de los mil días” y tercerizar el servicio, bajo un esquema donde las organizaciones privadas puedan participar de forma competitiva, medible y transparente, en comunidades específicas. En educación con los datos del censo se sabrá la cobertura educativa por nivel y permitirá diseñar planes concretos de cobertura en determinados niveles. La mejora de calidad pasa por cambiar los incentivos de los docentes y contar con un buen acompañamiento en las aulas. Respecto la seguridad ciudadana debe retomarse la carrera policial, mejorar la academia, renovar el sistema penitenciario y diseñar una política para neutralizar la narcoactividad.

En aspectos de combate a la corrupción y transparencia, luego de que la CICIG abandone el país, es crucial contar con una estrategia para no ceder a las prácticas nefastas del pasado, como lo evidenciado en el año 2015. También toca definir el modelo económico que seguirá Guatemala. El posible nombramiento de un ministro de Economía que proviene de la Agexport es una señal positiva. Cuentan con una buena propuesta para generar empleo e incrementar la producción nacional. Esto permitirá diseñar un plan de infraestructura para construir carreteras, modernizar puertos y aeropuertos, mejorar la energía eléctrica, e innovar en las telecomunicaciones y la tecnología.

Estaremos atentos a las actividades del presidente y vicepresidente electos, y sus equipos. ¿Cuáles cree son las tres prioridades más importantes para Guatemala? ¿Cómo lograr un acuerdo sólido con visión de país? ¿Cómo lograr que el Ejecutivo tenga apoyo del Legislativo para gobernar?

Artículos, Expertos ,
About María del Carmen Aceña