15/08/2019

La escuela que queremos

Escrito por: Verónica Spross

Guatemala, 15 de agosto del 2019

La pregunta que muchos padres de familia que quieren la mejor educación para sus hijos se hacen incluye: ¿dónde está la escuela perfecta? ¿Cómo se organiza una escuela eficaz? Y, ¿qué características tiene un centro educativo que cumple con su misión de formar bien a los niños y jóvenes? La visión que tenemos es que la escuela es un centro de crecimiento vital, es un lugar donde se aprende de modo personalizado y en comunidad. Es el lugar donde ocurre aprendizaje y crecimiento.

Sin embargo, la realidad de muchos centros educativos dista mucho de ser ese centro donde sucede el aprendizaje, se da la formación integral y se da el crecimiento como personas para ser exitosos en la vida y el mundo laboral. Actualmente hay escuelas e institutos que tienen una infraestructura deteriorada, sin servicios, con escasos materiales para el aprendizaje, sin tecnología ni conectividad y lo más preocupante carecen de liderazgo pedagógico, pues el director no ejecuta su rol y de docentes preparados para la labor en el aula, porque fueron seleccionados por amiguismo o fueron referidos por un político. Los estudiantes, en consecuencia, no salen bien preparados de la primaria, ni del nivel medio.

Así las cosas, es necesario repensar el sistema educativo, principalmente desde el ángulo que se requieren escuelas que funcionen y cumplan su misión. Para ello, es necesario que el Ministerio de Educación fortalezca su modelo de gestión y se cuente con un claro liderazgo que responda a la demanda por una educación de calidad. La pregunta es cómo pasamos de la situación actual de serias deficiencias a un esquema esperanzador donde las escuelas funcionan y cuentan con un clima adecuado para el aprendizaje. Se requiere tomar acciones con visión de futuro y de innovación.

El Consejo Nacional de Educación, con apoyo del Ministerio de Educación, presentó la convocatoria a los guatemaltecos para participar en la Consulta Nacional de Educación, CNE que servirá de base para la elaboración del Plan de Educación Nacional para el Desarrollo Sostenible 2020- 2032, con el propósito de tener un proyecto educativo a largo plazo que contribuya al desarrollo del país y permita una
educación que responda de mejor forma a las necesidades de los guatemaltecos.

La estrategia del CNE incluye la realización de talleres locales que se desarrollarán con la participación de delegados de los 340 municipios; en estos se presentarán ideas, reflexiones, comentarios y propuestas para tener claro el horizonte que debe seguir la educación. El motivante para participar es que la consulta será la base o diagnóstico, para alimentar un plan que trascienda gobiernos, y llegar a contar con un sistema educativo que contribuya al desarrollo del país y cumpla con su misión de formar a las personas con las competencias y destrezas que requieren para ejercer su papel como ciudadanos, para continuar su educación superior o insertarse en el mundo laboral.

Podemos adelantar que los padres de familia expresarán que las escuelas del siglo 21 que queremos cuentan con maestros preparados y comprometidos, que cuentan con preparación a nivel superior y se rigen por una carrera docente; se cumplen 200 días de clase; la infraestructura se mantiene bien por un esquema de mantenimiento preventivo y remedial; hay materiales e insumos, incluyendo tecnología y conectividad, que permite a los estudiantes compartir con alumnos de otras latitudes; se cuenta con la participación de los padres de familia y se enseñan idiomas para participar activamente en el mundo global. En fin… se vale soñar… pero a la vez es necesario avanzar con paso firme hacia una gestión descentralizada y basada en resultados, que nos lleve a tener un sistema educativo al servicio de los estudiantes y sus expectativas.

Artículos, Expertos , ,
About Verónica Spross de Rivera