Haciéndole frente a la crisis – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
06/04/2020

Haciéndole frente a la crisis

Escrito por: María del Carmen Aceña

Guatemala, 06 de abril del 2020

La semana pasada el Gobierno de Guatemala amplió las restricciones para la Semana Santa. El toque de queda continúa de las 16 horas de un día hasta las 4 de la mañana del siguiente. Está prohibido realizar viajes entre los departamentos, particularmente si son de recreación y la venta de alcohol en lugares públicos. Esto será necesario debido a que el número de casos de coronavirus ha aumentado a más de 60, y los próximos 15 días serán determinantes para el aislamiento y evitar contagios.

El Congreso de la República ha aprobado varios decretos en los últimos días. Dos de ellos no tienen relación específica con la pandemia, sino que eran préstamos que venían de años atrás, para fortalecer la justicia criminal. El primero con el Banco Interamericano de Desarrollo -BID-para la ejecución del Programa de Fortalecimiento y Modernización del Ministerio Público de US$.60 millones (Decreto 14-2020) y el segundo un préstamo de US$.300 millones, para la ejecución del “Programa de Inversión y Modernización para el Sector Justicia” con el Banco de Integración Económica -BCIE- (Decreto 16-2020). Este destinará US$.175 millones al Ministerio de Gobernación -MINGOB-, apoyando al Sistema Penitenciario, US$.85 al Organismo Judicial de Guatemala y US$.20 millones tanto para el Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala -INACIF-, como para Instituto de la Defensa Pública Penal -IDPP-. Se consideran importantes estos dos proyectos para que a mediano y largo plazo mejore la eficiencia de las instituciones. Sin embargo, preocupa tanto endeudamiento y pocos mecanismos de control.

Por otro lado, hay dos decretos del Congreso importantes que tienen relación con apoyar a los guatemaltecos en esta crisis. El Decreto 13-2020 “Ley de Rescate Económico para las Familias por los Efectos Causados por COVID-19” y el Decreto 15-2020 “Medidas adicionales de protección para población de los efectos económicos provocados por la pandemia del COVID-19”.

Deseo referirme al Decreto 13-2020 del rescate económico. Tiene por objeto establecer los mecanismos para compensar y mitigar la crisis económica ante la presencia del COVID-19 en el territorio nacional. Manda la creación y financiamiento de tres fondos: 1) Fondo Bono Familia, 2) Fondo para la Protección del Empleo y 3) Fondo de Crédito para Capital de Trabajo.

El Fondo Bono Familia es para apoyar a la población afectada económicamente por medidas de emergencia (monto hasta Q.6,000 millones). Se pagará hasta Q.1,000 a cada familia, depositándoles los recursos en cuentas bancarias. El Ministerio de Desarrollo Social -MIDES- es el responsable de administrar estos recursos. El criterio para seleccionar a los beneficiarios es el consumo eléctrico por debajo de 200 kWh, según recibo de energía eléctrica al mes de febrero 2020. Se incluye tomar en consideración la entrega del bono a las personas que no gozan de energía eléctrica y que su situación socioeconómica los hace elegibles (hasta un 10% de la población).

El Fondo para la Protección del Empleo va dirigido a los trabajadores afectados por las medidas gubernamentales relacionadas con la pandemia y cuyos contratos hayan sido suspendidos y autorizados por el Ministerio Trabajo -MINTRAB-. El monto es de hasta Q.75 diarios por trabajador (pago mientras haya disponibilidad de fondos) por aproximadamente 40 días, sujeto a ampliaciones. El fondo es por hasta Q.2,000 millones y será administrado por el Crédito Hipotecario Nacional -CHN- junto con el MINTRAB y el Ministerio de Economía -MINECO- a solicitud del empleador. Para beneficiarse será necesario haber contado con un contrato laboral.

El Fondo Crédito para Capital de Trabajo consiste en transferir al CHN, por conducto de Obligaciones a Cargo del Tesoro, hasta Q.3,000 millones, para otorgar créditos blandos hasta por Q.250 mil a personas físicas y jurídicas para financiar capital de trabajo y continuidad de operaciones. El CHN definirá requisitos para acceder al fondo.

Para financiar estos tres fondos se amplió el presupuesto general en Q.11,000 millones con endeudamiento público interno, vía colocación de bonos que debe adquirir el Banco de Guatemala (una excepción por tratarse de una catástrofe o desastre público). Estos bonos solo pueden utilizarse en lo contemplado en esta ley. La ampliación presupuestaria se hará al MIDES (Bono Familia) por Q.6,000 millones, al MINECO (Bono Protección del Empleo) por Q2,000 millones, al CHN (crédito para capital de trabajo) por Q.2,730 millones, y un aporte para el INDE por Q.270 millones para consumidores de energía eléctrica hasta por 300kw/mes.

Ahora que se tienen los recursos el reto es que se ejecuten de forma eficiente. Importante que se fije temporalidad ya que no se indica en la ley. Debe mejorarse la institucionalidad del CHN para manejar dinero asignado para los préstamos, así como fortalecer las capacidades del MIDES para manejar y liquidar esa cantidad de recursos y beneficiarios. Muy importante contar con un trabajo previo de selección de guatemaltecos que recibirán este dinero -implica verificación de bases de datos y sistemas-, así como contar con una buena logística para la entrega de los recursos en tiempo. La transparencia, la rendición de cuentas y el monitoreo son cruciales. Una estrategia de comunicación será importante para que todos los habitantes tengan información al respecto.

Que tenga una Semana Santa tranquila, junto a su familia. Aproveche estos días para unirse y si usted es cristiano, seguir la pasión y resurrección de Jesucristo, desde su hogar. Quédese en casa, evite estar en la calle y convivir con más gente. ¿Cuál programa de los aprobados le beneficia? ¿Qué ha aprendido de esta situación? ¿Considera que el gobierno ha manejado hasta ahora de forma adecuada la situación?

Artículos, Expertos
About María del Carmen Aceña