Feliz 15 de septiembre, Guatemala – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
11/09/2014

Feliz 15 de septiembre, Guatemala

Estamos a pocos días del aniversario de la independencia, tiempo en el que se incita al patriotismo y en el que debemos recordar y apreciar las cosas positivas que tiene el país.Sin embargo, para mí el patriotismo va más allá de poner una bandera en el carro o en la casa, o cantar el himno a todo pulmón o decir que tenemos lagos o volcanes de los más lindos del mundo. Implica reconocer que vivimos en un país hermoso pero con muchos desafíos y que tenemos que trabajar de forma conjunta para poder avanzar de forma rápida y de largo aliento.

Estamos aun año y cuatro meses aproximadamente de tener un nuevo gobierno. Algunos tendrán miedo de lo que pueda pasar, otros estarán esperanzados y quizás otros creerán que nada cambiará. Quizás yo me sumo al tercer grupo, no por pesimista (u optimista según el cristal con que se vea), sino porque creo que todos los cambios importantes necesariamente requieren de fortalecimiento de todas las instituciones del Estado, entendiendo ese fortalecimiento como: 1) contar con personal contratado por sus capacidades y probidad, es decir el establecimiento de la meritocracia; 2) plan estratégico de nación de largo plazo, con metas claras en todos los niveles y con estrategias identificadas, incluyendo su presupuesto; 3) sistemas de gestión basado en resultados; y 4) Transparencia. Lo anterior permite que los servicios como educación, salud o seguridad lleguen a la población, además que se permita la atracción de inversiones y el empleo. Lo contrario causa pobreza, baja escolaridad, desnutrición y mortalidad, desempleo o subempleo y violencia, entre otros males, todo a causa de existencia de corrupción y falta de orientación de largo plazo en torno a objetivos comunes.

Entiendo que los que lo que digo en el párrafo anterior no es nada nuevo, pero también entiendo que nunca se le ha dado la importancia requerida ni se ha tenido las agallas y apoyo para hacer las reformas necesarias, especialmente debido a que existen grupos que lucran de la debilidad de la mayoría de las instituciones del Estado. Con esto no quiero decir que todo sea malo. He de reconocer que existe mucha gente preparada y eficiente que ha dedicado su tiempo para trabajar por el país, pero que ante las debilidades institucionales no logran contribuir al 100% de su deseo y capacidad.

Es importante además reconocer que no todo es culpa del gobierno, ni tampoco es el gobierno quien debe tener todas las soluciones. EL rumbo del país requiere que todos nos comprometamos para lograr un futuro mejor. Compromisos que también deben ser personales. No podemos exigir que exista un Estado de Derecho si no estamos dispuestos a respetar las reglas, sin importar que sean grandes o pequeñas. No podemos demandar probidad si nosotros no estamos dispuestos a,  por ejemplo, reconocer que el que cruzar en el tránsito donde está prohibido no es ser un vivo, sino que es ser un infractor;  si no estamos dispuestos a reconocer que las normas no solo se deben respetar cuando nos es particularmente conveniente, sino que su complimiento debe ser universal. Por eso en este aniversario de la independencia, además de que cuelgue símbolos patrios en su casa o carro, le invito a que digamos un no rotundo a tal “viveza” y un sí al cumplimiento de la ley. Demos dar una lección con el ejemplo y a partir de allí construir un futuro para la nación. ¡Feliz 15 de septiembre Guatemala!

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines ,
About Bismarck Pineda