¡Es la economía, estúpido! – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
31/07/2018

¡Es la economía, estúpido!

Sin duda alguna, resolver la problemática política y electoral de la región es un factor necesario para la buena marcha de la economía.

 

31 de julio del 2018

Escrito por: Hugo Maul R.

La buena marcha de la economía estadounidense, que rompe récords en materia de crecimiento y creación de empleo trimestre tras trimestre, provoca una falsa sensación de seguridad en las condiciones externas que afronta la región. Mientras la mayor parte de la atención de los gobiernos, opinión pública y organismos internacionales se centra en los problemas de migración ilegal, guerra contra las drogas, combate contra la corrupción y transición política, las economías de la región afrontan un importante shock externo producto del deterioro del precio de los principales productos de exportación y la tendencia alcista en el precio del petróleo y sus derivados. Una combinación de factores que golpea particularmente fuerte al sector agrícola y agroindustrial de la región, con el consabido efecto que esto tiene sobre la generación de empleo, divisas, valor agregado y situación financiera de este tipo de actividades económicas.

Por si la situación no fuera suficientemente complicada, a este shock hay que añadir los efectos que tiene sobre las economías de la región la fuerte depreciación que ha sufrido el Peso mexicano durante el último año y medio; el desplome del valor de esta moneda frente al Dólar confiere a las exportaciones mexicanas una competitividad vía precio imposible de emular por parte de los productores nacionales, sobre todo si se consideran todos los factores estructurales que gravitan contra la productividad de las empresas. Una situación que complica aún más la situación de los exportadores locales que compiten en los mercados internacionales contra productos mexicanos, así como la de los productores locales que compiten con importaciones mexicanas, sean estas legales o no.

Por si el deterioro de la situación económica no fuera suficiente, las crisis políticas que viven cada uno de los países de la región añaden una buena dosis de incertidumbre a las decisiones en materia de inversión y producción; el clima de confrontación y polarización que se vive, en mayor o menor grado, en cada uno de los países de la región no ayuda en nada a disipar los temores de la comunidad empresarial de la región. Sin duda alguna, resolver la problemática política y electoral de la región es un factor necesario para la buena marcha de la economía. Sin embargo, de no ser atendida pronta y efectivamente la situación económica que afronta la región, existe la posibilidad real que el agravamiento de las condiciones de vida de millones de personas en la región hagan todavía más difícil la consolidación democrática en la región. La polémica frase utilizada por Clinton en la campaña presidencial de 1992 viene como anillo al dedo en estos momento para denotar la importancia de los asuntos económicos para la buena marcha de la política en la región: ¡Es la economía, estúpido!

Artículos, Expertos
About Hugo Maul