14/07/2015

Empleo: «Como en Feria»

Es decir, muy pero muy mal. Razón por la cual el tema del empleo se ha convertido en el principal tema de campaña, dejando de lado, incluso, al tema de la inseguridad ciudadana. Conociendo los incentivos de los políticos durante una contienda electoral, queda claro que este giro discursivo tiene como único propósito ganarse las simpatías del electorado. Más que juzgar la levedad con la que algunos candidatos afrontan el tema de la generación de empleo en sus campañas, este renovado interés una muestra de la gravedad del problema, al punto que los políticos en contienda están dispuestos a dejar del lado los demás temas con tal de convencer al público de su compromiso con la generación de empleo.

No podría ser de otra forma, el problema de la falta de empleo es cada día más agudo, llegando, incluso, a golpear a sectores poblacionales que, tradicional y estadísticamente hablando, siempre habían tenido las mejores oportunidades laborales. Las larguísimas colas de personas en busca de trabajo durante la última Feria del Empleo, que se extendían a lo largo de varias cuadras alrededor del Parque de la Industria, son la más clara evidencia de la gravedad del problema. Estas personas constituyen un grupo poblacional privilegiado por el simple hecho de poder darse cita en ese lugar; la gran mayoría de guatemaltecos sin empleo no podrían darse el lujo de desperdiciar un día entero haciendo largas filas sabiendo de antemano las bajas probabilidades de encontrar un empleo en las circunstancias actuales.

Los guatemaltecos que se dieron cita a esa feria, solo por el hecho de residir en el área metropolitana, son, relativamente hablando, las personas con mejores niveles de educación y capacitación en el país; la mayoría de ellos, personas jóvenes en el apogeo de su capacidad productiva; además de ser quienes más cerca están de las fuentes de empleo más productivas y mejor remuneradas. No obstante, a pesar de estas ventajas, la inmensa mayoría de quienes se dieron cita en dicha feria salieron de ella como llegaron: sin trabajo. Algo por lo cual no se puede responsabilizar al organizador de la misma; por más empeño que ponga el Ministerio de Trabajo y Previsión Social en organizar este tipo de ferias, no está dentro de sus posibilidades garantizar un trabajo a quienes acuden a las mismas. Para ello se necesitarían larguísimas filas de empleadores, decenas de miles de empresas desesperadas por encontrar nuevos trabajadores. Pequeño detalle que nunca se toma en cuenta en esta discusión. Mal harían los partidos políticos en contienda en no darse cuenta de ello: es imposible dar trabajo a los guatemaltecos si no se hacen nuevas inversiones en sectores productivos estratégicos; si no se crean nuevas empresas que produzcan productos de mayor valor agregado; si no aumenta la productividad laboral que redunde en un costo unitario de la mano de obra más competitivo; si no se apuesta por la tecnología y la innovación.

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines
About Hugo Maul