27/08/2019

Crisis económica mundial en el horizonte

Guatemala, 27 de agosto del 2019

Escrito por: Hugo Maul Rivas

 

La semana anterior se activaron de manera simultánea varias alarmas en torno a una posible recesión a nivel global. Según el presidente de la Reserva Federal, E.U.A. afronta “significativos riesgos” en materia económica en el futuro cercano derivados, en parte, de la incertidumbre en su política de comercio exterior y el efecto de esta sobre la inversión y la producción manufacturera. Por otro lado, los riesgos geopolíticos se multiplican por doquier, desde una salida “dura” de Gran Bretaña de la Unión Europea hasta las tensiones en Hong Kong, pasando por los problemas políticos de varias economías desarrolladas y la Guerra Comercial entre China y E.U.A.. A toda esta turbulencia se añade el creciente riesgo de una guerra de divisas entre las principales economías del mundo y la marcada desaceleración del comercio mundial. Es así como algunos indicadores económicos empiezan a dar cuenta del complicado panorama que se vislumbra a lo lejos: la previsión de crecimiento mundial es menor; las exportaciones e importaciones globales muestran un retroceso; y los niveles mundiales de endeudamiento, privado y público, siguen en ascenso.

Países como Guatemala nada pueden hacer para modificar las circunstancias económicas globales y, en particular, las de E.U.A., de las cuales ha dependido en gran parte los magros resultados de los últimos años. En la medida que esa economía se vea en problemas, más aumenta el riesgo que las exportaciones, remesas e inversión de ese país en Guatemala sufran las consecuencias. Si a esto se suma el endurecimiento de la política migratoria estadunidense, Guatemala podría estar a las puertas de un difícil periodo de ajuste producto de todo esto. Si a este escenario se añaden los efectos que podrían tener el resto de riesgos que afronta la economía mundial, en particular el de una guerra de divisas en mayor escala, el panorama para los próximos años para el país no pinta nada bien. Corresponde al nuevo gobierno tomar decisiones cruciales en materia salarial, cambiaria, impositiva, comercial y de empleo para hacer frente estos riesgos. Si en el orden doméstico se adoptan decisiones equivocadas en estas materias, el complicado panorama mundial puede tornarse más complicado en el orden doméstico. En este orden de ideas, es muy importante que la administración actual evalúe con mucho cuidado la revisión del salario mínimo; en estas condiciones habría que privilegiar la preservación del empleo antes que las compensaciones laborales. Asimismo, el nuevo gobierno debe ser muy cuidadoso al considerar la posibilidad de aumentar cargas impositivas, temporal o permanentemente, en tan complicado contexto económico internacional. Antes de considerar como encarar este problemático futuro, es necesario no hacerlo más difícil de lo que ya es.

Artículos, Expertos
About Hugo Maul