04/11/2014

¿Conquistas laborales o Muerte?

No existe campo del conocimiento humano y de la producción en donde no estén ocurriendo cambios acelerados producto delavance tecnológico, la constante innovación y la revolución en las tecnologías de la información y las comunicaciones. Este vertiginoso cambio en cómo la se conceptualizanahora ciertos fenómenos económicos y sociales demanda replantear muchas convenciones, prácticas, formalismos y legislación que ha sido inspirada en modelos superados. En ese sentido, muchos de los modelos organizacionales, productivos e  institucionales que dieron vida a la legislación laboral necesitan ser replanteados de acuerdo a la nueva realidad. Por ejemplo, la de no ser más ser una economía dependiente exclusivamente del café y el banano. Las exportaciones de hoy en día se encuentran diversificadas en decenas de productos en donde destaca cada vez la participación de la manufactura ligera, especialmente la del vestuario y los textiles. Hace medio siglo jamás se hubiera pensado que llegaría el día en que la producción guatemalteca competiría en función de la calidad, tiempos de entrega, diferenciación y capacidad de innovación.

No hay necesidad de retroceder 70 años para atestiguar el cambio en la composición del empleo formal en el país, a mediados de los 60´s el empleo agrícola representaba era cerca del 60% empleo formal en el país; la participación del empleo en el sector de comercio y los servicios apenas sumaba un 25% del total. Hoy en día estos últimos dos sectores representan cerca de dos terceras partes del empleo total; la agricultura ronda alrededor del 10% del total. No se diga nada acerca de las oportunidades laborales relacionadas con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación; era imposible que los diputados de los años 40´s o 60´s pudieran anticipar el surgimiento de negocios como los Call Centers, las Back Office Operations o la maquila. Lo mismo puede decirse acerca de la capacidad de predicción de estos ilustres guatemaltecos  respecto de la inserción de la mujer en el mercado laboral o el fenómeno de la migración en busca de empleo. El cambio en el paisaje organizacional y productivo del Siglo XXI, junto con el cambio de actitud y valores de los jóvenes de hoy demandan replantear profundamente parte de la institucionalidad y legislación laboral vigente.

Muchas de las llamadas “conquistas laborales” plasmadas en nuestra legislación datan del año 1944, de los tiempos de la Revolución; las más modernas datan del año 1961; por más sabios, preclaros y futuristas que hubieran sido los legisladores de esa época, era materialmente imposible para que pudieran anticipar tales cambios. De esa cuenta, hasta las llamadas conquistas laborales necesitan ser repensadas nuevamente, no para abandonar la protección de los derechos básicos del  trabajador, sino para crear instituciones que permitan una mejor adaptación a este nuevo paisaje tecnológico, productivo y cultural del Siglo XXI.

 

 

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines , ,
About Hugo Maul