19/04/2022

Comercio y desarrollo: de la teoría a la práctica

Escrito por: Hugo Maul Rivas

Guatemala, 19 de abril del 2022

¿Otorga la posición geográfica de Centroamérica algún tipo de ventaja económica a los países de la región? En teoría sí; en la práctica, depende. ¿Confiere la integración centroamericana una ventaja económica especial a los países de la región? En teoría sí; en la práctica, depende. ¿Puede beneficiarse Centroamérica del creciente proceso de relocalización hacia el continente americano de inversiones localizadas en Asia? En teoría sí; en la práctica, depende. Aunque las líneas anteriores parecieran ser una broma de mal gusto, lamentablemente es la triste realidad. En lo que a la localización se refiere, la cercanía al mercado estadounidense no se transforma, necesariamente, en menores tiempos de entrega de las mercancías que en esta región se producen en el mercado norteamericano, tal como se explicó en este mismo espacio la semana pasada. En lo que a la integración económica se refiere, salvo por el caso de Costa Rica y la importancia que tienen para ellos la exportación de dispositivos médicos y, en menor grado, una que otra actividad productiva diferenciada en uno que otro país, todos los países terminan produciendo el mismo tipo bienes y servicios. Aunque este alto grado de similitud en el patrón de diversificación productiva entre los países no constituye, en principio, un inconveniente, limita el protagonismo de los encadenamientos productivos regionales y la posibilidad de surtirse regionalmente de insumos intermedios críticos en el proceso productivo. Pequeño gran detalle en lo que concierne al atractivo de la región como destino para relocalizar inversiones productivas ahora radicadas en Asia.

Las grandes empresas que ponen sus ojos en esta región no solo buscan reducir sus tiempos de respuesta a las necesidades del mercado estadounidense, sino también romper al máximo la dependencia productiva que actualmente tienen con países asiáticos. De esa cuenta, resulta crítico para ellas asegurar la posibilidad de abastecerse de manera confiable de insumos intermedios producidos en la región. Instalarse en Centroamérica y seguir dependiendo de insumos intermedios críticos producidos en algún país de Asia en nada ayuda a reducir las vulnerabilidades existentes en las cadenas de suministro. No basta con ofrecer cercanía, hace falta traducir esto en velocidad de respuesta. No basta con ofrecer posibilidades de relocalización, hace falta traducirlo en cadenas confiables de suministro de insumos intermedios. No basta con ofrecer una perspectiva regional, hace falta traducirlo en mayores niveles de encadenamiento de los procesos productivos. En teoría, el istmo centroamericano goza de grandes ventajas en relación con otras regiones del mundo; en la práctica es poco lo que de ellas se aprovecha.

Artículos, Expertos
About Hugo Maul