01/11/2022

Augurios Celestes

Escrito por: Hugo Maul Rivas

Guatemala, 01 de noviembre del 2022

En la graciosa foto tomada por el Observatorio de la Dinámica Solar, de la Nasa, el sol pareciera estarse riendo. Las manchas solares que asemejan ojos y boca dibujan una traviesa sonrisa que, dependiendo cómo cada quien la vea, puede tener significados distintos. Científicamente hablando, estas manchas oscuras son agujeros en la corona del sol; regiones en la corona en donde el campo magnético sale expulsado hacia el espacio en lugar de regresar hacia la superficie del sol. Borrasca geomagnética que puede provocar auroras boreales, daños en las redes eléctricas o problemas en las transmisiones satelitales. Para los aficionados a explicaciones esotéricas, el sol se estaría riendo del futuro que aguarda a la humanidad. Según algunas de estas corrientes, el aparecimiento de manchas solares se asocian períodos inusuales “excitación de las masas”: guerras, revoluciones, migraciones, inestabilidad política. Aunque las áreas oscuras de la foto no corresponden, físicamente hablando, a las típicas “manchas solares” a las que se refieren estas interpretaciones, resulta muy disociar la situación política y social que vive el mundo con los que sucede en el sol. Desde la perspectiva económica, las manchas solares -sunspots, en inglés- también constituyen preocupantes presagios. W.S. Jevons, famoso economista inglés del Siglo XIX, sostenía que la actividad comercial en Inglaterra dependía, en última instancia, de la actividad solar. Según la Nasa, actualmente corre el Ciclo Solar 25, que inició en diciembre de 2019 y terminará en 2030.

Según Jevons la duración y severidad del ciclo económico seguía muy de cerca el de las manchas solares. Según Jevons, los precios de los principales alimentos de aquella época alcanzaban un mínimo relativo al segundo año del ciclo (2021, para el Ciclo 25); un máximo absoluto al cuarto año (2023 para el Ciclo 25); y un mínimo absoluto al décimo año (2029 para el Ciclo 25). Presagios que, de resultar ciertos, indicarían que el mundo no ha experimentado aun los más altos precios de los alimentos del ciclo actual y que la hace falta sufrir elevadas tasas de inflación por más tiempo, agravando así la contracción económica global en ciernes. Terribles presagios que sirven para enmarcar otro uso que se le da a las manchas solares en la economía: las profecías autocumplidas. Es decir, la posibilidad que ocurran ciertos fenómenos económicos por el simple hecho que los agentes económicos creen que van a suceder, así no exista razones reales para ellos. En palabras de otro gran economista, A.C. Pigou, como “las cambiantes expectativas de los hombres de negocios… y nada más, constituyen la causa inmediata y directa de las fluctuaciones económicas”. A lo mejor el sol se ríe de la humanidad y su afán de certeza.

Artículos, Expertos
About Hugo Maul