17/12/2020

Adelita, ejemplo a seguir

Escrito por: Verónica Spross

Guatemala, 17 de diciembre del 2020

Nos ha dejado prematuramente una gran persona, que se desempeñó como ejemplar y amorosa hija, madre, hermana, abuela, tía y esposa. Adelita Camacho de Torrebiarte destacó principalmente como una guatemalteca modelo, soñadora y luchadora, orientada por el deseo de sacar adelante a nuestro país. Culminó su trayectoria política en el Congreso de la República como diputada, a donde llegó con el anhelo de aportar a la transformación del país desde donde se gestan las leyes y se faculta el funcionamiento de las principales instituciones.

Adelita participó en las elecciones presidenciales de 2011 y fue candidata a la Vicepresidencia en 2015, al darse una vacante por la renuncia de Roxana Baldetti. Tomó posturas políticas importantes como parte de la oposición durante una década, habiendo presentado incluso un recurso de inconstitucionalidad contra Sandra Torres. Representó a millones de guatemaltecos, expresando opiniones o decisiones en el ámbito de las políticas públicas.

Se desempeñó como Ministra de Gobernación entre 2007 a 2008, habiendo sido la primera mujer en ocupar el cargo. También fue Comisionada Presidencial para la Reforma Policial entre 2012 y 2018, puesto desde el cual trabajó incansablemente por mejorar la preparación y formación de los policías, así como también las condiciones de su importante labor. Muchos recordamos cómo recorría las estaciones de Policía para verificar su situación, lo que la llevó a realizar el remozamiento de la mayoría de sedes para que contasen con servicios dignos y dormitorios donde los agentes pudiesen descansar al menos un rato con cierta comodidad.

Adelita demostró siempre voluntad de dialogar, aun cuando no compartiera los puntos de vista, trató de entender otras visiones y buscar soluciones. Como dirigente deportiva le tocó enfrentar posiciones contrarias y situaciones difíciles, especialmente porque se encontró con personas carentes de ética y transparencia, que no buscaban el bien del deporte sino privilegiaban el propio beneficio. Destacó como dirigente en el fútbol, tanto al frente de un equipo, Cobán Imperial, así como también a nivel nacional. Fue presidenta del Comité de Regularización de la Federación Nacional de Fútbol de 2016 a 2017.

El vacío que deja una dama tan completa como Adelita es grande. Pendiente de su familia, siempre muy humana. Disfrutaba el arte y apoyó múltiples iniciativas de beneficencia y ayuda social. Se dio cuenta que era necesario participar en política para cambiar el país, por lo que decidió con mucha valentía involucrarse para cambiar las cosas, especialmente en materia de seguridad, cárceles, deporte y educación. Fue gran promotora del diálogo y de encontrar acuerdos; sostuvo sus principios con firmeza. Deja una lección valiosa para los jóvenes: Se puede y debe ejercer liderazgo para cambiar Guatemala, se vale soñar y luchar por un mejor país.

Artículos, Expertos
About Verónica Spross de Rivera