26/07/2022

Escrito por: Hugo Maúl

Guatemala, 26 de junio del 2022

Hoy es un día muy importante para todos los videntes económico-financieros del mundo; a estas horas, cuando usted esté leyendo estas líneas, muy probablemente el FMI haya hecho público ya su actualización de las perspectivas económicas mundiales. Si usted es una de esas personas hiper conectadas a las redes sociales o a los canales de noticias internacionales, para media mañana habrá visto ya centenares de notas periodísticas, tuits, memes y, seguramente, hasta videos de Tik-Tok hablando del tema. Sin conocer todavía los detalles de dicho informe, las declaraciones externadas por la Directora Gerente del FMI hace unos días facilita revela por dónde vendrán tales noticias. En pocas palabras, dijo que el “nivel de incertidumbre global es muy elevado” producto del endurecimiento de las condiciones financieras internacionales, las nuevas disrupciones sobre las cadenas globales de suministro y las constantes alteraciones económicas producto de la pandemia. En consecuencia, afirmó que volverían a “recortar las proyecciones de crecimiento mundial para 2022 y 2023”. Enfatizando también que los “los países deben hacer todo lo que esté a su alcance para reducir la inflación”; y que “la política fiscal debe ayudar, no obstaculizar, los esfuerzos de los bancos centrales por controlar la inflación”.

Aunque todavía existen quienes pregonan que la solución a los tiempos complicados que vive el mundo y Guatemala es recurrir más la “maquinita” de impresión dinero sin respaldo y a la expansión del gasto público, lo que más conviene al país en estos momentos es totalmente lo contrario. De cara a un año electoral, período durante el cual es muy probable que se desaten todo tipo de espíritus animales y demás demonios económicos, las recomendaciones de la titular del FMI son particularmente importantes. Por de pronto la economía guatemalteca ha logrado hacer frente medianamente bien al enrarecido ambiente internacional prevaleciente durante los primeros seis meses del año, sería una pena que en durante el segundo semestre de este año y el primero del próximo año se echara a perder lo que se ha logrado en tan complicado escenario económico global. Habrá que ver las puntualizaciones que el referido informe contenga para conocer con mayor detalle qué señales particulares de la economía global preocupan más a los “gurús” del FMI y cómo ésta pueden impactar a Guatemala. Sin conocer las particulares interpretaciones que estos clarividentes darán a las señales de la economía mundial, con lo que hoy (lunes) se sabe, aunque existen importantes riegos para el país, también existen excelentes oportunidades de salir bien librados en la medida que reine la prudencia en el manejo de la política fiscal y monetaria se mantenga en lo que resta del período.

Artículos, Expertos
About Hugo Maul