Urgente reforma al Sistema Penitenciario – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
20/07/2016

Urgente reforma al Sistema Penitenciario

El trágico suceso acontecido en la cárcel de Pavón que derivó en la muerte de 14 personas hace necesario llevar a cabo una estrategia integral de reforma al Sistema Penitenciario, que permita a nuestro país contar con centros de detención preventiva, así como de rehabilitación para los privados de libertad que estén cumpliendo condenas. En el ataque perpetrado en el mencionado centro fallecieron varios presos, incluyendo al reo Byron Lima Oliva, quien cumplía una condena por el asesinato de monseñor Gerardi (seguramente Maite Ricco y La Grange tendrán en la historia la continuidad de su primer libro). El hecho denota la incapacidad del Estado de velar por la vida de los privados de libertad, que están bajo su resguardo, como ha indicado Dedik.

Según la información sobre la capacidad carcelaria, actualmente hay 20,750 personas privadas de libertad, que se encuentran recluidas en los centros carcelarios. La mayoría están saturados, más allá de su capacidad. Ello lleva a pensar en la importancia de realizar inversiones para que se cuente con las facilidades mínimas para el resguardo de quienes están en prisión preventiva o han sido sentenciados y deben cumplir su condena. Si se quiere invertir más en las cárceles se requiere más recursos, lo cual deberá ser una prioridad en los presupuestos de los años que restan a esta década. La propuesta, sin embargo, debe ser realista en términos financieros, dada la situación fiscal de nuestro país.

Según diversos analistas, el problema de las prisiones es un problema serio de gestión. Por ello, el CIEN, en la Agenda de desarrollo, recomienda instalar una comisión de alto nivel para la reforma penitenciaria. Esta deberá ser un equipo multidisciplinario, integrado por expertos financieros y economistas para que conjuntamente puedan determinar un concepto penitenciario viable para Guatemala. Esta comisión deberá acompañar en la implementación de un plan de largo plazo, que debería plantearse con un horizonte de 20 años y que cuente con un cronograma de implementación anual.

Entre las estrategias necesarias también se encuentra la profesionalización del recurso humano operativo. Es necesario evaluar y diseñar la carrera penitenciaria, creando escalafones salariales y vincular los distintos cargos de personas con las responsabilidades y sus correspondientes remuneraciones. Profesionalizar el recurso humano del sistema penitenciario implica reordenar administrativamente las plazas del personal operativo que se han asignado a otras tareas. Además, es importante crear un régimen disciplinario propio para el personal de presidios, y discutir la creación de una sola academia para agentes de la PNC y del sistema penitenciario.

Finalmente, es urgente operativizar el marco legal del sistema penitenciario, ya que hay reglamentos pendientes de ser emitidos. Luego, establecer un régimen interno para los privados de libertad que propicie un ambiente de orden, respeto y cumplimiento de las normas, donde la autoridad pueda ser ejercida por quien corresponde. Para lograrlo, antes debe recuperarse el control interno de las cárceles realizando las acciones para la separación de los tipos de la población reclusa. Ello implica también investigaciones exhaustivas de las dinámicas internas en las cárceles. En conclusión, es urgente retomar la presencia y control de los presidios por parte de las autoridades. No es tolerable un vacío, y que los privados de libertad pongan las normas.

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines ,
About CIEN Website Administrator