Urge combate a las extorsiones – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
21/11/2017

Urge combate a las extorsiones

20 de noviembre, 2017

 

Escrito por: María del Carmen Aceña

En los últimos días hemos tenido la sensación de que las extorsiones en Guatemala están aumentando. Cobró especial interés un audio que circuló de una telefónica hace algunos días, luego del asesinato de cuatro trabajadores de la empresa, la que decidió cerrar operaciones un fin de semana para tomar medidas de seguridad. Los extorsionistas les demandaron Q100 mil de pago inicial y Q2 mil semanales por cada uno de los 20 vehículos que operan en áreas rojas de la capital, a cambio de que cesaran los ataques.

La extorsión se basa en el miedo y la incapacidad de defensa de los individuos y organizaciones. Según su definición por la RAE, es “presión que, mediante amenazas, se ejerce sobre alguien para obligarle a obrar en determinado sentido”. Desde hace una década se ha registrado un aumento acelerado de denuncias tanto en el Ministerio Público (MP) como en la Policía Nacional Civil (PNC). Las extorsiones impactan en el contexto económico, psicológico y social. Siembran miedo y desconfianza, reducen el patrimonio, aumentan los costos de seguridad e inhabilitan cualquier negocio, por pequeño que sea. Es una especie de impuesto de pánico hacia los ciudadanos que cobran los delincuentes en forma violenta. La proliferación de la extorsión está ligada a ciertos factores que la permiten: alta impunidad, facilidad de delinquir, alta rentabilidad, factores sociales, acceso a las telecomunicaciones y la falta de credibilidad y confianza en las instituciones.

La extorsión se basa en el miedo y la incapacidad de defensa de los individuos y organizaciones”.
Un estudio de CIEN señala que en el año 2016 los departamentos de Retalhuleu, Guatemala, Quetzaltenango, Sacatepéquez y Suchitepéquez presentaron las mayores tasas de denuncias (entre 55 y 90 por cada 100 mil habitantes). Aproximadamente, la mitad de denuncias se hicieron en el departamento de Guatemala y la mayoría fueron de residencias, de negocios y del transporte. Afecta a personas de los distintos niveles socioeconómicos. Casi todas las amenazas se cometieron telefónicamente y una fuente oficial señala que el 90% provenía de las cárceles. Se desconoce la cifra real, debido a que pocas personas denuncian y no se cuenta con encuestas de victimización de forma regular que revelen la “cifra gris” y el total de personas e instituciones extorsionadas.

En octubre, la PNC registró 893 denuncias por extorsión, un promedio de 28.8 denuncias diarias (en septiembre fueron 19.7). La tasa por cada 100 mil habitantes en octubre de 2017 fue 46.2, superior a la de septiembre (45.4). Las denuncias de octubre confirman una alta probabilidad de que el delito haya experimentado un alza, en vista de los hechos en días recientes (noviembre).

Las extorsiones impactan en el contexto económico, psicológico y social. Siembran miedo y desconfianza, reducen el patrimonio, aumentan los costos de seguridad e inhabilitan cualquier negocio, por pequeño que sea. Es una especie de impuesto de pánico hacia los ciudadanos que cobran los delincuentes en forma violenta”.
Un paso fundamental para acabar con el fenómeno de las extorsiones es denunciando. Actualmente, la PNC ha realizado esfuerzos en investigación, y algo fundamental es que está mejorando tanto la atención como el asesoramiento a la víctima. Mucho se destina al victimario, pero poco se invierte y se habla de las víctimas. Como dijo el director de la PNC, es importante no caer en el círculo vicioso de los extorsionistas. La primera vez es crucial denunciarlo y que sea tratado por las autoridades de forma profesional, y acompañar a la víctima a superar la crisis.

Además será importante mejorar los controles internos de los centros penitenciarios y en el mediano plazo construir una cárcel de máxima seguridad donde los delincuentes más peligrosos estén aislados. También el contar con encuestas de victimización sistemáticamente proporcionaría información muy valiosa para realizar estrategias y encontrar las estructuras criminales que están cometiendo este delito tan infame. ¿Ha sido extorsionado alguna vez? ¿Conoce a alguien a quien lo hayan extorsionado? ¿Cómo mejorar la confianza en la PNC para que aumenten las denuncias?

Artículos, Expertos ,
About María del Carmen Aceña