Pensando a futuro – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
03/09/2018

Pensando a futuro

“Vendrán días difíciles, pero tenemos que ser cuidadosos de no engancharnos con lo mediático del día a día”.

03 de septiembre del 2018

Escrito por: María del Carmen Aceña

 

Una semana muy complicada para el país. Desde el lunes se presentaron problemas en la capital por las diferencias que tienen los taxis con la empresa Uber. El martes se realizó el sorteo para la comisión pesquisidora del Congreso de la República que tiene a su cargo analizar si procede o no levantar de antejuicio al presidente Jimmy Morales. El miércoles los maestros demandaban en las calles su pacto colectivo; varios médicos siguieron con sus propuestas y demandas salariales, lo que provocó que el Ministro de Salud pusiera un amparo luego de que un grupo de médicos del Hospital Roosevelt, anunciaran que solo atenderían las emergencias. Adicionalmente la Corte de Constitucionalidad (CC) dio trámite a un amparo contra el nombramiento del Ministro de Gobernación y su viceministro encargado de la seguridad.

También hay una confrontación por el tema del aborto. Que, ante tanto desafío político, pareciera que muchos diputados quieren confundir y distraer aún más a la población. Por último, el viernes el presidente Morales de forma abrupta y sorpresiva dio una conferencia de prensa donde anunció que no renovaría el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) y notificó oficialmente al secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) su decisión indicando que la comisión gozará de un año para hacer la transferencia de capacidades técnicas a las instituciones estatales guatemaltecas que corresponde, así como llevar las acciones administrativas para su retiro.

Ante todos estos incidentes y desafíos, tenemos que hacer una pausa y pensar a futuro. En menos de cuatro meses se estará llevando a cabo la convocatoria de elecciones y poco conocemos de propuestas concretas para transformar la administración pública y la caótica e insostenible situación del país.

El jueves tuve la oportunidad de compartir un foro con un grupo de jóvenes #VisiónJoven. Tuvimos tiempo para reflexionar respecto una propuesta para cambiar el modelo de desarrollo del país. Luego de analizar las cifras de salud, educación, seguridad, pobreza, empleo, productividad y crecimiento económico del país es importante diseñar un plan, trazarse metas y tomar acción.

Lo que queda claro es que nuestro sistema está en crisis, y lo que demanda es un nuevo modelo de gestión en el sector público para pasar de la vieja a la “buena” política. Se parte por una modificación de principios que tanto la sociedad como el gobierno deben adoptar y practicar: mérito, honestidad, libertad, excelencia, innovación, respeto, solidaridad y subsidiariedad del Estado. Debemos avanzar en lograr una visión en común para luego realizar las reformas para mejorar la administración pública con vistas a descentralizar los servicios sociales. Las principales son la Ley de Contrataciones, la de la Contraloría y la de Presupuesto. Estas con el fin de que los escasos fondos públicos sean administrados de forma eficiente. Urgente revisar el servicio civil en el país. No existe la carrera del funcionario en salud y educación y es muy débil en seguridad. Esto demanda regular los pactos colectivos del sector público ya que en los últimos años se ha comprometido mucho dinero, sin ninguna mejora para los ciudadanos.

Un tema de mucho interés para los jóvenes y guatemaltecos es la generación de más y mejores empleos. Se conversó lo importante de lograr certeza jurídica para atraer capital de inversión. Difícil lograrlo si temas como el reglamento del Convenio 169 no se publica. Además, el país demanda una modernización de sus actividades, especialmente agrícolas. Maquinaria y tecnología son necesarias. También motivar al emprendimiento local para ir formando nuevas empresas. La inversión en infraestructura se puede lograr con una normativa clara y ágil de alianzas público – privadas. También debemos de provocar capacitaciones masivas dirigidas a más de un millón de jóvenes que no estudian ni trabajan para que logren ingresos y una vida digna. En materia de seguridad y justicia es muy importante ir avanzando en una coordinación interinstitucional para disminuir los delitos y lograr justicia pronta y cumplida. Reformas en estas áreas están pendientes y deben realizar con mucho conocimiento y profesionalismo. Continuar con la lucha contra la corrupción implica contar con procesos transparentes y rendición de cuentas de los funcionarios. Ir mejorando la Ley Electoral y Partidos Políticos fortalecerá la democracia y la participación.

Vendrán días difíciles, pero tenemos que ser cuidadosos de no engancharnos con lo mediático del día a día, sino empezar a trabajar en los cambios que debemos realizar para ir construyendo la Guatemala que brinde las oportunidades de desarrollo y bienestar para sus habitantes. ¿Qué tema de coyuntura más le preocupa? ¿Cómo diseñar una nueva estructura para administrar el país? ¿Cuáles son los retos prioritarios por resolver?

 

 

 

Artículos, Expertos
About María del Carmen Aceña