Madres y educadoras – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
11/05/2016

Madres y educadoras

La educación es uno de los factores clave del desarrollo, así como también llevar a cabo acciones en nutrición y salud desde el nacimiento de un niño. Los programas incorporados en la ventana de los mil días contribuyen a su sano crecimiento y sientan las bases para un desarrollo humano pleno e integral a lo largo de sus días. La madre juega un papel preponderante para que sus hijos tengan acceso a los programas mínimos de vacunación, vitaminas y micronutrientes, crecimiento sano y nutrición desde los primeros días de vida, hasta llegar a los 3 años.

Ese período o ventana en que el que se puede cambiar el futuro de una persona dependiendo de cómo se le apoyó para alcanzar su máximo potencial, es clave. De allí que las familias y especialmente las madres que participan en programas como Mejores familias o Creciendo bien, pueden generar más oportunidades de bienestar a sus hijos, lo que se traduce en vida saludable, éxito a lo largo de su recorrido escolar, así como en su desempeño laboral posteriormente. En la Ciudad de Guatemala se lleva a cabo el programa “Con tus hijos cumple” que a través de sesiones semanales ayuda a las madres a desarrollar las destrezas de sus pequeños.

Estos programas que se llevan a cabo en diversas regiones del país con grupos de madres de familia están orientados a cambiar los hábitos de nutrición e higiene, aunque también promueven la estimulación temprana y educación inicial en los hijos pequeños y desarrollan destrezas de trabajo y emprendimiento en ellas. Entre los resultados de estos programas se percibe un aumento en el liderazgo y autoestima de las madres, lo que se traduce en un trato distinto con sus hijos. El cariño y atención también son elementos que inciden en el desarrollo de una persona.

Muchas mujeres que salen a trabajar tienen que sacrificar el cuidado de sus hijos, especialmente los más pequeños. Es aquí en donde las guarderías toman un rol importante, porque no deben ser únicamente depositorios de infantes, sino lugares de resguardo con calidez y personal preparado para la atención de la niñez a temprana edad. Las guarderías se convierten en una gran oportunidad de llevar estimulación temprana, nutrición y promover el desarrollo de sus habilidades y destrezas. Es importante concientizar a los padres de familia de la necesidad que existe que sus pequeños asistan a centros de atención a la primera infancia con programas de calidad, así como capacitar a las madres para que apoyen a sus hijos en esta etapa.

Invertir en programas de educación inicial y preprimaria tiene un impacto positivo en el desarrollo de las personas. Los primeros seis años de vida, y algunos expertos indican que son siete, son la etapa fundamental en la educación para alcanzar el potencial de las personas. Quien tiene acceso a la educación inicial desarrolla habilidades sociales y destrezas que facilitan el aprendizaje a lo largo de la vida, y ello se manifiesta en mejores resultados en la primaria e incluso en la secundaria. Aunque en Guatemala ha aumentado la cobertura de la educación, solamente la mitad de quienes deberían asistir a educación preprimaria tienen acceso a este nivel educativo. Es uno de los temas principales de enfoque en las políticas públicas lograr que aumente la cobertura de al menos un año de educación preprimaria para todos los niños de 5 y 6 años.

Otra participación importante de las madres es en las organizaciones de padres de familia en los centros educativos. Desde allí forman parte de la comunidad educativa y pueden apoyar al director y a los maestros para generar un ambiente adecuado para el aprendizaje. Las escuelas de padres que en algunas escuelas se llevan a cabo permiten los progenitores apoyar de mejor forma a sus hijos en las actividades de aprendizaje. Leer con sus hijos en familia es una actividad con resultados altamente positivos. ¡Felicidades a todas las madres y educadoras!

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines , , ,
About Verónica Spross de Rivera