Gasto Público: Cero Resultados – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
21/10/2014

Gasto Público: Cero Resultados

 

Las quejas detrás de la aprobación del Presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado son siempre las mismas: elevados niveles de gasto de funcionamiento; crecientes niveles de endeudamiento; reducidos presupuestos de inversión; déficits fiscales crónicos; bajos niveles de tributación; insuficiente gasto en temas sociales; etcétera. A estas quejas tradicionales se suman ahora quejas relacionadas con la falta de transparencia; sostenibilidad; honestidad; prioridades; eficiencia, y efectividad en el manejo del gasto público. No importa cuánto insista la sociedad civil, centros de investigación, organismos internacionales, universidades y demás actores, al final siempre se termina aprobando un presupuesto en donde se repiten las mismas malas prácticas de siempre. Lo más preocupante de todo esto es que casi nunca se habla de la necesidad de generar resultados con los miles de millones de Quetzales que se gastan cada año. Pareciera existir una fe ciega en que lo único que se requiere para que se resuelvan mágicamente los problemas sociales es que el gobierno gasta cada vez más.

Nada se habla de la capacidad real del gobierno para generar resultados, como si solo bastara tener los recursos para que fuera efectivo. Una revisión rápida de la propuesta por resultados de cada institución incluida en el Proyecto de Presupuesto 2015, considerando los estándares de la metodología Gestión por Resultados, evidencia una fuerte debilidad en la calidad de la aplicación de la misma: escasa conexión entre las prioridades  de gobierno y los resultados que las instituciones presentan; resultados institucionales demasiado optimistas para los plazos de ejecución previstos; resultados que poco o nada tienen que ver con los indicadores asociados; resultados que nada tienen que ver con los problemas que pretenden resolver; poca coherencia entre las acciones planificadas y los resultados deseados; intervenciones públicas mal definidas y diseñadas que ni por casualidad darán los resultados deseados; intervenciones que implican mejoras insignificantes respecto de las necesidades sentidas de la población; poca priorización en los problemas que se pretenden resolver mediante la intervención del gobierno.

La seria deficiencia técnica de las instituciones de gobierno para formular una planificación operativa coherente y congruente con una cartera estratégica de resultados, es el principal obstáculo para la obtención de resultados.  A lo mejor suena poco “sexy” y a la gran mayoría de políticos, funcionarios, sindicalistas, analistas, periodistas, centros de investigación, organizaciones gremiales y de la sociedad civil no les interese mayor cosa el tema. Sin embargo, preocupa seriamente la calidad de la propuesta por resultados que se presenta en el Proyecto de Presupuesto 2015.Hasta que no se defina y priorice claramente qué cambios se quieren lograr con el gasto público y cómo, operativamente, se van a lograr el presupuesto es “más de los mismo”: gastar por gastar; los resultados, en el mejor de los casos, son una simple coincidencia.

 

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines , ,
About Hugo Maul