Emprendedores y empleos – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
04/03/2014

Emprendedores y empleos

Según el Monitor Global del Emprendimiento (GEM), uno de cada 175 guatemaltecos adultos espera establecer un negocio que genere más de diez empleos durante los próximos cinco años. Si se considera que en Guatemala existen, aproximadamente, unos 8 millones de personas con edades comprendidas de entre 14 y 65 años, se puede inferir que existen unos 45 mil emprendedores que sueñan con establecer negocios capaces de generar más de diez empleos. Si se considera que unos 200 mil jóvenes entran anualmente a la fuerza laboral, lo cual se traduce en la necesidad de crear cerca de un millón de nuevos puestos de trabajo durante los próximos cinco años, resulta evidente que la capacidad de creación de trabajo por parte de los empresarios existentes es insuficiente. 

 

Aun bajo el más optimista de los escenarios, suponiendo que los emprendedores encuestados por el GEM cumplen a cabalidad sus expectativas, que sus negocios sobreviven el “Valle de la Muerte” de los tres años y medio de vida y que cada uno de ellos genera diez empleos, los 450 mil empleos potenciales que podrían crear durante los próximos cinco años son insuficientes dadas las necesidades existentes. Incluso, suponiendo que los emprendedores en cuestión logran crear el doble de empleo al que hace referencia el GEM, 20 empleos por negocio, la cantidad total de nuevos empleos seguiría siendo insuficiente. 

 

Dicho de otra manera, la falta de empleo en Guatemala es un simple reflejo de la poca capacidad de creación de este por parte de las empresas y los emprendedores existentes. Algo de lo que no se les puede culpar en lo más mínimo; antes bien, esta poca capacidad de generación de empleo es el producto de un contexto institucional y jurídico que limita el potencial de creación de empleo de las empresas nuevas y las existentes. Para que existan puestos de trabajo se necesitan empresas que demanden trabajadores; para que mejoren los salarios se necesitan trabajadores más productivos y mayor número de empresas que compitan por estos trabajadores. Esta realidad generalmente se pasa por alto en Guatemala cuando se discute acerca del empleo, los salarios y las condiciones de trabajo. En general, a casi nadie parece preocuparle cómo se generan los nuevos puestos de trabajo, y sobre quiénes recae la responsabilidad última de generar empleo en una sociedad. Al final de cuentas los empleos son creados por quienes se aventuran a correr riesgos y buscar nuevas oportunidades de negocios. 

 

Pretender resolver este problema mediante la creación del empleo público es una estrategia destinada al fracaso, así como pretender que este problema se resuelve reduciendo todos los derechos de quienes ya cuentan con un empleo formal. El reto consiste en preservar los empleos que ya existen y crear las condiciones que permitirían a los emprendedores crear nuevos empleos, ya sea que se trate de una gran empresa, una cooperativa o un micro o pequeño negocio.

Artículos, Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines ,
About Hugo Maul