Economistas y tipo de cambio – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
01/11/2016

Economistas y tipo de cambio

Economistas y tipo de cambio

Esperar un acuerdo entre economistas acerca de cómo debería manejarse la política cambiaria es casi imposible.

Hace unas semanas una reconocida dirigente empresarial hacía un llamado a los economistas nacionales para encontrarle una salida a la problemática económica del país. Uno de estos problemas, el de la apreciación del tipo de cambio nominal, ha provocado un incipiente debate que demuestra cuán difícil resulta poner de acuerdo a profesionales de una disciplina en donde coexisten formas muy distintas de ver el mundo. Mientras que unos defienden un tipo de cambio más alto, otros defienden uno más bajo; para unos el tipo de cambio es una herramienta para alcanzar otros objetivos, mientras que otros creen que es mejor sacar al Gobierno de la “foto”, y dejar que sean las fuerzas del mercado las que determinen el precio de la divisa; algunos creen que la relación entre variaciones del tipo de cambio y el nivel de precios es automática e inmediata, mientras otros creen que este ajuste es parcial y toma tiempo en ocurrir; hay quienes se preocupan por desviaciones persistentes del tipo de cambio respecto de su valor natural de largo plazo y otros que ven en tales desviaciones condiciones de mercado que no ameritan corrección.

No hace falta listar cada una de las diferentes circunstancias que podrían explicar las divergencias de opinión entre economistas de distintas escuelas de pensamiento, el problema es que cada una de ellas cree tener la razón absoluta respecto de lo que propone. En lo que respecta al tipo de cambio, la sola existencia de tantas posturas distintas ante el mismo fenómeno, debería advertir a los no economistas la necesidad de analizar este asunto desde una perspectiva más amplia. Reconocer esta posibilidad resultaría más provechoso que seguir discutiendo solamente sobre el nivel del tipo de cambio, el sistema cambiario utilizado por el banco central o las intervenciones públicas en el mercado de dinero. Factores que, si bien tienen un rol protagónico, no son los únicos importantes en la determinación del tipo de cambio.

Más que una mera tasa de cambio entre dos monedas, el tipo de cambio es el producto de una compleja interacción entre una variedad de factores entre los cuales destaca la productividad, el costo de los factores de producción, variaciones de precios domésticos e internacionales, avance tecnológico, cambios en preferencias, nivel y trayectoria de los impuestos, nivel y composición del gasto público, tasas de interés, factores monetarios, crediticios y financieros, transferencias internacionales, expectativas, etcétera. El tipo de cambio depende tanto del ingreso de remesas como de la productividad promedio de la economía nacional o del nivel del salario mínimo, variables que rara vez salen a relucir en este debate, para citar un par de ejemplos. Esperar un acuerdo entre economistas acerca de cómo debería manejarse la política cambiaria es casi imposible; sin embargo, como mínimo habría que demandar a los economistas enriquecer el debate actual y analizar este fenómeno a la luz de lo que sucede con toda la economía, no solo con un reducido conjunto de factores financieros o monetarios.

Nota publicada en El Periódico: http://elperiodico.com.gt/2016/11/01/opinion/economistas-y-tipo-de-cambio/

Expertos, Front Page, RokSprocket Headlines, Uncategorized
About Hugo Maul