Diálogo, ¿de qué, para qué y con quiénes? – CIEN – Centro de Investigaciones Económicas Nacionales
25/09/2017

Diálogo, ¿de qué, para qué y con quiénes?

25 de septiembre 2017

 

Escrito por: María del Carmen Aceña

Una semana llena de ciudadanía; luego de los eventos del 13 y el 15 de septiembre, varias universidades y colectivos sociales convocaron a una marcha para el miércoles #20S. Fue realmente una demostración de indignidad ante el actuar de los diputados solicitando su renuncia, así como de levantar el antejuicio del presidente. También se dieron manifestaciones en otros departamentos y hubo grupos que se aprovecharon para presentar sus demandas particulares.

Desde el lunes había rumores de la renuncia de tres ministros (Finanzas, Trabajo y Gobernación), quienes la presentaron el martes por la tarde, luego del discurso del presidente en Naciones Unidas. Así se refirió a CICIG: “Es un principio de la República que nadie debe entrometerse en la administración de la justicia. Sea cual sea la forma de injerencia que se haga, directa o indirecta, mediática o a través de cualquier acto que pareciera inconexo, puede darse como una afectación a la soberanía y todo ello, afecta el accionar del país. Nuestro gobierno está comprometido plenamente en la lucha contra la corrupción y la impunidad, es por ello que hemos empezado el proceso de revisión, de la interpretación y correcta aplicación del acuerdo de CICIG, por lo que esperamos que, con objetividad y ecuanimidad, podamos perfeccionar, afinar y correctamente aplicar el cometido de la Comisión, garantizando el debido proceso y la presunción de inocencia y evitar a toda costa la persecución selectiva, la politización de la justicia y la judicialización de la política.

Esperamos iniciar pronto las acciones pertinentes por ambos interesados”.

Por último, presentó algunos puntos de su plan de gobierno y lo más sorpresivo fue que convocó a un diálogo nacional a los guatemaltecos desde Nueva York. Desde varios meses se han juntado grupos de distintos miembros de la sociedad civil a hablar y buscar una salida a la crisis que ha provocado este gobierno. Estamos conscientes de que el país tiene serios problemas como la desnutrición crónica, la poca cobertura de la educación secundaria, el estado pésimo de las carreteras, la conflictividad en el área rural, la seguridad ciudadana, el lento proceso de la justicia, la falta de empleo y la carencia de un modelo económico sostenible. Sin embargo, la nueva política, el combate a la corrupción y la reducción de la impunidad son actualmente la prioridad. Tenemos que diseñar una nueva institucionalidad para lograr un Estado íntegro, procesos para combatir la corrupción y un sistema político que premie la capacidad, representatividad, mérito y honestidad. Además, requerimos un nuevo modelo de desarrollo para generar oportunidades para todos.

Difícil comprender cómo trabajarán el presidente y el comisionado, y qué acciones se tomarán luego de varias semanas de roce y de falta de comunicación entre ellos. De hecho, el jueves se volvió a tratar el tema del antejuicio del presidente en el Congreso –archivándolo nuevamente– y el viernes se comentó que la fiscal estaba realizando otras investigaciones penales al presidente.

El presidente está bastante aislado de la población, no lo hemos visto por varias semanas y aún no ha presentado detalles del diálogo. Desconocemos su objetivo, el contenido, la metodología que se utilizará, los temas a tratar y a quién convocará. Necesitamos un escape urgente a esta crisis política. No podemos mantenernos en incertidumbre constante. Muchos están llenos de ira, buscando no quién se las debe, sino quién se las paga. Es importante ver más allá y trabajar por una salida lo más pronto posible ya que el país se está derrumbando. ¿Cómo salir de esta crisis política? ¿Cree que un diálogo nacional mejoraría la situación? ¿Podrá un presidente gobernar por medio de mensajes en la televisión, sin interactuar con los ciudadanos?

Expertos , ,
About María del Carmen Aceña